Los descubrimientos del té verde | Clinica nasser

Single post

Los descubrimientos del té verde

Cada vez cuidamos más nuestro cuerpo y salud. La gente busca alimentos que les ayuden a reducir riesgos de padecer enfermedades o que les ayuden a lucir mejor. Este es uno de los objetivos de la moda del té. Van ganando presencia en las calles las herboristerías donde se puede elegir entre una infinita variedad de tés o infusiones. En los supermercados ocupan más estanterías que hace años.

Hoy nos vamos a centrar en uno de esos tés con beneficios maravillosos. El té verde. Es un tipo de té Camellia sinensis (una de las 50 hierbas fundamentales usadas en la medicina tradicional china), no fermentado y que apenas ha tenido una oxidación en su procesado. Imaginad si es exitoso que supone una cuarta parte del total de té producido mundialmente. Donde más se consume es en China, Japón o Vietnam, países con mucha tradición en el té.

Mientras en Occidente se solía tomar té negro, ahora está siendo sustituido por el verde. Seguramente esto sea por la amplia variedad de beneficios que tiene:

  • Contra las enfermedades cardiacas. Al reducir el nivel de colesterol, evita tanto las enfermedades cardiacas, como los derrames cerebrales. Y en el caso de haber sufrido un ataque al corazón, previene la muerte de las células y acelera la recuperación celular.
  • Cáncer. No lo cura… pero ayuda a reducir el riesgo de padecerlo. Esto es porque es 100 veces más rico en antioxidantes que la famosa vitamina C y 25 veces mejor que la vitamina E.
  • Es anti-envejecimiento porque el té verde contiene antioxidantes que atacan los radicales libres. Así podréis lucir una piel perfecta y evitar el cáncer de piel.
  • Es un quema-grasas que estimula el metabolismo de forma natural. Gracias a su consumo se puede llegar a perder 70 calorías al día.

  • Huesos y cartílago. Por su alto contenido en fluorino, fortalece  los huesos y preserva la densidad ósea. Además previene de sufrir artritis porque protege el cartílago y bloquea las enzimas que lo destruyen.
  • Reduce la cantidad de colesterol malo, la presión sanguínea y el nivel de azúcar en sangre.
  • Lucha contra la diabetes. Tampoco la consigue curar, pero mejora el metabolismo en relación a los lípidos y la glucosa. También previene los incrementos súbitos de azúcar en sangre que provocan los ataques.
  • Como prevención de enfermedades como Alzheimer o Parkinson. Al ser un gran antioxidante, el té verde reduce los daños cerebrales que causan el mal de Parkinson.
  • También ayuda a frenar la extensión del VIH puesto que, el té verde, reduce el ataque del VIH a las células saludables del sistema inmunológico.
  • Otra de sus funciones es estimular el sistema inmunológico luchando contra las infecciones, por ejemplo, las infecciones de oído. Con lo cual es un buen preventivo de resfriados o de la gripe aumentando la vitamina C.
  • Destruye las bacterias y virus que fomentan el desarrollo de caries en los dientes. Por tanto, gracias a la destrucción de las bacterias y virus, el aliento mejora.
  • Herpes. En este caso  es un complemento de los tratamientos médicos. Se encarga de incrementar la efectividad de los tratamientos contra los herpes. ¿Cómo se usa? Hay que aplicar una compresa de té verde sobre el herpes, dejar secar, y una vez seco, extender el tratamiento médico.
  • Reduce la severidad del asma porque relaja los músculos que soportan los tubos bronquiales.

 

Y, probablemente, aun nos quedarán beneficios por descubrir de este fantástico té.