Problemas podológicos más comunes | Clinica nasser

Single post

Problemas podológicos más comunes

El visitar a un podólogo para verificar que la salud de nuestros pies es correcta es un hábito poco común. A veces olvidamos que nuestros pies realizan la laboriosa y dura tarea de desplazarnos durante todo el día, en ocasiones con un  calzado poco cómodo o de materiales que no satisfacen del  todo las necesidades de estos.

Desatender la salud de nuestros pies puede resultar perjudicial, ya que se pueden desarrollar ciertos problemas o infecciones sin que nos demos cuenta. A continuación, hablaremos de las causas y síntomas de los problemas podológicos más comunes.

Los hongos en los pies (pie de atleta, la tiña en las uñas y la paroniquia) son infecciones causadas por hongos similares al moho que se encuentran en el tejido muerto de la piel, el pelo y las uñas. Por ello factores como utilizar zapatos cerrados que impidan la transpiración del pie, la humedad o una mala rutina en el secado o lavado  pueden favorecer la proliferación de estos. Algunos de los síntomas más frecuentes son el enrojecimiento de la zona afectada, picor, quemazón o descamación de la piel entre los dedos del pie.

Los callos y las durezas están causados principalmente por la presión o fricción de la piel con el zapato, lo que provoca un engrosamiento de la piel en la zona sometida, siendo también este su principal síntoma perceptible a simple vista al cual se le suele juntar dolor en la zona o incluso sangrado.

El dedo en “garra”, es una deformidad en los dedos, atrofiamiento de los músculos y tendones,  la cual puede darse por varias razones: el uso de calzado inadecuado que genere presión en la punta del pie,  artritis, enfermedades inflamatorias, lesiones de nervios o músculos relacionados con las extremidades, entre otras. En cuanto a sus síntomas, se experimenta una desviación lenta y progresiva la cual suele acompañarse de dolor.

El juanete es la protuberancia que aparece en el lado externo del pie debido a la desviación del hueso del dedo gordo y puede deberse al uso de un calzado inadecuado, genética, artritis reumatoide, edad…etc. El dolor es el principal síntomas y suele aparecer cuando el problema esta en un estadio avanzado.

El pie plano, afección del pie caracterizada por carecer de arco longitudinal, es muy común en bebés y niños, no suele causar dolor hasta edades avanzadas tras largos periodos sobreutilizando el pie o haciendo deporte.

El pie cavo es una deformación del pie en la que el arco plantar se encuentra más elevado de lo normal. Existen varios niveles de deformación siendo necesario tratamiento sólo en aquellos casos más extremos en los que cause molestias y entorpezca el andar de la persona.

 

Éstas son algunos de los problemas más comunes que pueden padecer nuestros pies, aunque la mayoría de ellos no requiera tratamiento hasta que sean más graves, es necesario mantener cierto control para dar con el  remedio a tiempo.