¿Qué daños causa el alcohol en el organismo de los adolescentes? | Clinica nasser

Single post

¿Qué daños causa el alcohol en el organismo de los adolescentes?

El consumo de alcohol durante la adolescencia resulta nocivo para el organismo independientemente de la cantidad y la frecuencia con la que sea consumida por el menor. En muchas ocasiones el inicio de este hábito suele darse por cuestiones sociales, sentirse parte del grupo, presión social, imitación de los adultos o incluso para superar los problemas de timidez. El principal afectado de este perjudicial hábito es el cerebro, ya que hasta los 25 años de edad no ha concluido el proceso de maduración cerebral lo que provoca en el y el sistema nervioso daños importantes durante su fase de desarrollo.

Cuando el cerebro es expuesto desde una edad temprana a un neurotóxico como el alcohol se produce una pérdida irreversible de neuronas, la disminución de la corteza prefrontal cuya principal función es la coordinación de pensamientos y acciones de acuerdo con metas internas, disminución del tamaño del hipocampo encargado de la memoria, navegación espacial e inhibición del comportamiento.  Como resultado el adolescente experimenta a corto plazo dificultades en el aprendizaje o retención de información lo que puede desembocar en  fracaso escolar.

Sin embargo, los daños no solo se limitan al cerebro sino que alcanzan también al aparato digestivo  donde produce inflamaciones, úlceras o degeneraciones en el páncreas, el estómago y el hígado, irritaciones de la pared intestinal multiplicando  las posibilidades de padecer gastritis, vómito y alteraciones del tránsito intestinal . También puede crear problemas en el sistema circulatorio provocando un deficiente riego sanguíneo, además de no solo empeorar otras afecciones de salud ya existentes sino que  aumenta la susceptibilidad de de contraerlas. Causa además una alteración en el desarrollo y crecimiento de los huesos, trastornos cardiovasculares como la alteración del ritmo cardiaco, hipertensión arterial o miocardiopatía dilatada a raíz del consumo crónico de alcohol.

A todos estos daños en la salud hay que añadirle otros riesgos como la alteración de la conducta, convivencia con otras drogas, dado que en muchas ocasiones el alcohol puede simbolizar la puerta de entrada a otras drogas adictivas ilegales como la marihuana, la exposición a situaciones peligrosas o de gran riesgo como los accidentes de tráfico, episodios violentos y el comportamiento delictivo. La exposición a situaciones peligrosas suele acentuarse durante la adolescencia debido al mayor efecto de excitación y menor efecto sedante que causa el alcohol en ellos.

 

Por todo ello, es importante informar de los daños que provoca en el organismo del adolescente para prevenir el consumo precoz.