¿Pronador o supinador? | Clinica nasser

Single post

¿Pronador o supinador?

Ya sea andando o corriendo, seguro que has visto a muchas personas que pisan o bien con los pies hacia dentro, o bien hacia fuera. ¡Incluso es posible que tú seas uno de ellos!

No todo el mundo se preocupa por la forma  en que tiene de apoyar el pie y parece que solo sea de interés para los atletas o para los amantes del deporte. Sin embargo, conocer esta particularidad de tu cuerpo humano también es necesario para cuidar tus pies: evitarás lesiones en las articulaciones, ampollas, rozaduras, etc.

 

Del mismo modo que los corredores tienen en cuenta su forma de pisar y compran  las zapatillas adecuadas para su carrera, tú también puedes adaptar tu calzado con plantillas especializadas.  Pero antes de ello, por supuesto, es imprescindible que conozcas qué tipo de corredor o andador eres: pronador, supinador o neutral. 

Supinador

El corredor supinador es el que tiende a separar las piernas a la hora de correr y apoya la parte más externa del pie al salir a correr, con lo que esta zona es la que recibe casi todo el impacto.

 Pronador

Los pronadores, en cambio, son todo lo contrario. El corredor (o andador) tiende a juntar las piernas y a pisar con la parte más interna de la planta del pie. En este caso todo el peso y el empuje de la carrera se concentrarán en esta parte que deberá reforzarse más.

 Neutral

Por último, también existen personas que no sobrecargan ni una ni otra parte, ya que la forma de pisar es totalmente plana. En este caso las piernas se mantendrán totalmente paralelas.

¿Cómo se puede comprobar el tipo de pisada?

Para saber qué tipo de corredor somos simplemente debemos colocarnos de pie con las piernas ligeramente separadas y los pies apoyados totalmente en el suelo, preferiblemente descalzos. En esta postura lo que haremos será flexionar las rodillas tres veces dejando que las piernas se muevan a su antojo. A la tercera flexión lo que haremos será detenernos manteniendo la postura.

–   Si hemos terminado con las rodillas pegadas somos pronadores.
–   Si las piernas están más o menos juntas, pero no se pegan seremos neutros.
– Si las piernas están muy separadas seremos supinadores.