Los antojos durante el embarazo | Clinica nasser

Single post

Los antojos durante el embarazo

Todos hemos escuchado hablar de los antojos durante el embarazo. Sin embargo, desconocemos su origen y las consecuencias que estos tienen.

Comúnmente se llama antojo al gran deseo pasajero que tiene una madre embarazada por comer algún alimento. Algunos especialistas relacionan este deseo con el cambio hormonal y metabólico que la futura madre experimenta durante el estado de gestación, provocando modificaciones en el gusto y en el olfato, también se relaciona con la ansiedad que genera el embarazo.Sin embargo, en ocasiones los antojos pueden esconder simplemente encaprichamientos,  y la necesidad de sentir sensaciones nuevas y emociones distintas. En este último caso en específico, es necesario que se sienta apoyada y comprendida por su pareja o su entorno.

Si bien es verdad, los antojos deben satisfacerse ya que ayudan a mantener un buen estado de ánimo en la embarazada pero sin abusar, sobre todo si se tratan de alimentos con alto contenido en azucares, grasas saturadas o si se trata de algún alimento que pueda causar algún daño en su salud o en la del bebé. Se ha de comer con moderación y, en el caso de que estos antojos sean demasiado frecuentes y por cosas poco sanas,  se debe hacer un esfuerzo e intentar saciar esa necesidad de comer por alguna cosa alternativa más sana.

No podemos terminar de hablar de antojos sin desmitificar uno de los mitos más arraigado y extendido:

Si no satisfaces un antojo durante el embarazo puede hacer que el bebé nazca con una mancha en el cuerpo.

¡Esto es absolutamente falso!, éstas manchas son muy comunes, de hecho entre un 70% y un 80% de los recién nacidos tienen alguna.

 Las manchas se pueden clasificar en dos grupos:

-las vasculares que se caracterizan por tener un color rojizo, suelen ser más frecuentes

– las pigmentadas, de color marrón o azul.

 Dentro de estos grandes grupos las manchas pueden tener una gran variedad de tamaños y formas, incluso su duración es distinta pudiendo durar desde días, años o incluso llegando a ser permanentes.